Escribir un buen CV puede ser uno de los desafíos más difíciles de la búsqueda de empleo. La mayoría de los empleadores pasan muy pocos segundos escaneando cada CV antes de ponerlo en la pila «Sí» o «No».

Hemos recopilado nuestros 10 consejos principales sobre cómo mostrar de la mejor manera posible tus conocimientos y aptitudes, y lo más importante, conseguir esa entrevista tan importante.

1. Tiene que ser lo más real posible
Por lo general, un CV no debe tener más de dos páginas. Los empleadores tardan, en promedio, solo 8 segundos en ver un CV, y una forma segura de ser descartado es enviarles un CV larga, que no sea concreto y fácil de leer. Mantenlo corto, al grano, y guarda todos los detalles de los que quieres hablar para la entrevista.

2. Adaptarlo al empleo al que aplicas
No envies el mismo CV a muchos empleadores para ahorrar tiempo. Tómate el tiempo para cambiar el CV para cada puesto al que apliques. Investiga sobre la compañía que está contratando y sobretodo lee muy bien la descripción del empleo para determinar EXACTAMENTE qué habilidades debe mostrar en tu CV.

3. Incluir un párrafo CORTO al inicio con un breve resumen de tu trayectoria.
No asumas que un empleador verá cómo tu experiencia previa encaja perfectamente con el puesto de trabajo. Usa una breve declaración personal para explicar por qué eres la mejor persona para el trabajo.

4. No dejes periodos de tiempo en blancos.
¿Haz estado en viaje largo en algún momento de tu vida, hiciste un curso,  te tomaste un año sabático, o simplemente tuviste que estar fuera de actividad laboral debido a alguna situación personal? Si es así, ¡indícalo! Nunca asumas que el reclutador tomará de manera positiva si tu ocultas un periodo de tiempo en tu trayectoria laboral.

5. Mantenlo actualizado
Debes mantener tu currículum actualizado si estás buscando un trabajo o no. Cada vez que ocurra algo importante en su carrera, anótalo en tu CV para que siempre esté actualizado y para que no olvides algo que podría ser importante.

6. Errores de ortografía.
Con la mayoría de los empleadores que experimentan grandes volúmenes de solicitantes, darles alguna excusa para rechazar tu solicitud debido a errores evitables resultará ser un error muy caro. Asegúrate de usar un corrector ortográfico y pídele a otra persona que vuelva a verificar lo que has escrito.

7. Decir la verdad
Las mentiras descaradas en tu currículum pueden llevarte a un montón de problemas cuando se trata de que los empleadores revisen tus antecedentes y referencias. Lo último que deseas es comenzar a trabajar y luego perder el nuevo trabajo por mentir. También puedes llegar a tener una situación muy embarazosa si durante la entrevista no puedes responder preguntas sobre lo que dices saber.

8. Números y cifras en tus logros
Respaldar tus logros con números hace que venderte a tí mismo sea mucho más fácil. Al escribir tu historial de trabajo, no solo digas que aumentó las ventas; indícales que las ventas aumentaron en un 70% durante un período de seis meses. Es muy importante que estos números los sepas de memoria, ya que si está escrito en tu CV pero no lo recuerdas durante la entrevista te verás muy poco profesional.

9. Buen diseño y formato del documento
Tómate el tiempo para hacer que el CV que presentas se vea bien, como si fuera un documento muy importante el cual entregas para un trámite oficial. Usa viñetas y mantén las oraciones cortas. Utilice el truco de diseño gráfico de dejar mucho espacio en blanco alrededor del texto y entre categorías para que el texto sea fácil a la vista.

10. Haz que la palabra clave sea amigable
Si ha cargado tu CV en un portal de trabajo para que los reclutadores puedan encontrarte, las palabras clave son muy importantes. Los títulos de trabajo ayudarán al motor de búsqueda a seleccionar tu CV de la pila. Es decir, si eres un economista que trabaja en un banco en créditos corporativos, puedes usar las palabras: Crédito corporativo, economistas con experiencia en portafolios de crédito, administración de riesgos, etc.