Banco digital N26

El banco Challenger N26 cerrará todas las cuentas del Reino Unido

El banco digital N26 está cerrando cuentas para clientes del Reino Unido el 15 de abril, culpando a las dificultades creadas por el proceso Brexit.

Este «challenger bank» ha tenido en los últimos meses una importante campaña de mercadotecnia en Reino Unido para arrancar y competir con otros bancos digitales como Revolut y Monzo.

Sin embargo, N26 comunicó que el «momento y el marco» del Acuerdo de salida del Reino Unido de la Unión Europea hacían imposible continuar.

Con aproximadamente 200,000 clientes activos, hasta ahora se había colocado como uno de los operadores más pequeños en el Reino Unido.

Thomas Grosse, Chief Banking Officer de N26 comentó: «Si bien respetamos la decisión política que se ha tomado, significa que N26 no podrá atender a nuestros clientes en el Reino Unido y tendrá que abandonar el mercado.»

¿Qué deben hacer los clientes?

Las cuentas existentes funcionarán normalmente hasta el 15 de abril, momento en el cual los fondos deben transferirse.
Will Sorby, General Manager de N26 en el Reino Unido, dijo que las cuentas se cerrarán automáticamente en esa fecha después de que se haya retirado el dinero.

Cualquiera que tenga dinero en una cuenta y no lo mueva a tiempo verá que el efectivo se transfiere a una cuenta controladora.

Tras el cierre de las operaciones de la compañía en el Reino Unido, la mayoría de su personal en ese país pasaría a nuevas funciones dentro del negocio, dijo el banco.

N26 tiene una presencia más grande en Alemania, donde tiene su sede central en Berlín, y recientemente inició operaciones en los Estados Unidos.

Esta medida se produce el día en que el canciller  John McDonnell ha dicho que teme que exista un «riesgo» de éxodo de la «City» de Londres si el gobierno no consigue un acuerdo rápido con la UE sobre servicios financieros.

Sin embargo, todavía no hay indicios de ningún otro banco digital o algún otro banco con intenciones de seguir a N26 al abandonar el Reino Unido.

Monzo y Starling Bank tienen una licencia bancaria del Reino Unido, a diferencia de N26.

Penetrar en el Reino Unido continúa siendo difícil para los bancos digitales o «challenger banks», al menos en el sector de las cuentas de débito. Esto se debe a que principalmente la mayoría de clientes no utilizan sus productos como su principal cuenta transaccional.