robo de combustible

El valor de la producción mundial de petróleo crudo por sí solo vale la asombrosa cantidad de $1.7 trillones de dólares por año. Si agregamos todos los derivados del petróleo (gasolinas, plásticos, insecticidas, etc.), es claro que ésta industria es una máquina de hacer dinero.

Tanto las empresas privadas como los gobiernos aprovechan esta riqueza que se puede generar la industria petrolera. Es precisamente en esta industria donde opera un gran número de las empresas más grandes del mundo.

Al mismo tiempo, algunos regímenes gubernamentales enteros se mantienen en pie gracias a los ingresos que reciben de la venta de petróleo.

Pero ¿qué sucede cuando una industria se vuelve tan lucrativa? La respuesta es que todos quieren un pedazo del pastel, y harán cualquier cosa para obtener su tajada.

 

EL MERCADO NEGRO EN EL ROBO DE COMBUSTIBLE

Según información de Eurocontrol Technics Group, el robo de combustible es un problema a nivel mundial.

Si bien el robo de oleoductos en países como Nigeria y México son los casos más conocidos asociados con el robo de hidrocarburos, el problema es en realidad mucho más amplio y sistemático de lo que se puede pensar.

El robo de combustible afecta las operaciones de la industria petrolera en todos los niveles, desde la parte de perforación y producción, hasta el último tramo de la cadena de producción, la refinación y distribución.

Regularmente, el robo de combustible involucra a políticos, personal militar y la policía, los cuales actúan como cómplices de estas actividades ilegales. En ocasiones, incluso se puede rastrear la participación de altos funcionarios del gobierno.

La famosa firma de consultoría E&Y estima que el robo de combustible se trata de un problema mundial de USD $133 mil millones, sin embargo, es muy probable que las cifras relacionadas con el robo de combustible sean subestimadas debido a la corrupción arraigada y la participación del gobierno.

 

¿CÓMO SUCEDE EL ROBO DE COMBUSTIBLE?

Miles de millones de dólares por año de ingresos gubernamentales y corporativos se pierden debido al robo de combustible. Hasta ahora, se han detectado las siguientes formas de operar de estos criminales:

Ordeñando tuberías:

Al instalar grifos ilícitos, los criminales pueden desviar el petróleo u otros productos refinados de las tuberías. Según el diario Británico “The Guardian”, las bandas mexicanas de narcotraficantes, por ejemplo, pueden ganar USD $90,000 en solo siete minutos por la toma ilegal de tuberías.

Carga ilegal de combustible:

Bandas criminales adquieren petróleo de manera ilegal, el cual es bombeado a pequeñas barcazas. Estas pequeñas embarcaciones se envían al mar para entregar el producto a los grandes barcos (tankers). En Nigeria, por ejemplo, la complicada red de arroyos del rio Níger es el lugar perfecto para que no se detecte el abastecimiento ilegal de combustible.

Traslados de barco a barco:

Esto implica la transferencia de combustible ilegal a un barco de mayor reputación, el cual puede hacer pasar al petróleo como importaciones legítimas. Por ejemplo, el crudo refinado de Libia se transfiere de barco a barco en medio del mar Mediterráneo, para después ser importado ilegalmente en la UE.

Robo Armado (Piratería):

Esto implica utilizar la violencia para atacar un camión o barco (tanker) y robar su carga. A pesar de que Hollywood ha hecho famosa a Somalia por sus piratas, es en el Golfo de Guinea, cerca de Nigeria, en donde realmente existen muchos grupos de “piratas”. En los últimos años, ha habido cientos de ataques.

Sobornar a los funcionarios corruptos:

En algunos países, siempre que la persona adecuada obtenga algún beneficio económico, las autoridades harán la vista gorda ante el robo de hidrocarburos. De hecho, E&Y dice que un sorprendente 57.1% de todo el fraude en el sector del petróleo y gas se relaciona con esquemas de corrupción.

Contrabando y Lavado (laundering):

El contrabando de productos petroleros a otra jurisdicción puede ayudar a realizar la venta sin dejar ningún rastro de ello. Un ejemplo de esto son las operaciones del grupo terrorista ISIS o Estado Islámico. ISIS no puede vender petróleo directamente en los mercados internacionales, así que contrabandean petróleo a Turquía, donde lo venden con un descuento.

Adulteración:

La adulteración es un proceso furtivo en el que los aditivos no deseados se ponen en el petróleo o en productos refinados, pero se venden a precio completo. En Tanzania, por ejemplo, agregar queroseno y lubricantes baratos a la gasolina o al Diesel es una manera fácil de aumentar los márgenes de ganancia, mientras que permanece sin ser detectado.

 

LAS IMPLICACIONES DEL ROBO DE COMBUSTIBLE

El impacto del robo de combustible en las personas y la economía es significativo y amplio:

Pérdida de ganancias corporativas: las compañías de petróleo y gas pueden perder miles de millones de dólares por robo de combustible. Caso en cuestión: se estima que la compañía petrolera nacional de México (Pemex) perderá USD $1.3 mil millones por año como resultado de la toma ilegal de tuberías por parte de pandillas.

Pérdida de ingresos del gobierno: los gobiernos reciben regalías de la producción de petróleo, así como impuestos sobre el dinero de productos terminados como la gasolina. En Irlanda, el gobierno afirma que pierde entre 150 y 250 millones de euros en ingresos anuales por adulteración de combustible.

Mientras tanto, un funcionario del Banco Mundial calculó las pérdidas totales del gobierno nigeriano provenientes de los ingresos del petróleo robados (o malgastados) en $400 mil millones desde 1960.

Fondos de terrorismo: ISIS y otros grupos terroristas han utilizado el robo y las ventas de hidrocarburos como un medio para mantener las operaciones. En un momento dado, ISIS estaba ganando $50 millones por mes por la venta de petróleo.

Fondos de cárteles y delincuencia organizada: el cartel de los Zetas en México controla casi el 40% del mercado de robo de combustible, que acumula millones cada año.

Daño ambiental: el robo de combustible no solo les cuesta a las corporaciones y gobiernos severamente, sino que también se debe considerar un impacto ambiental. Los derrames de combustible, tuberías dañadas que afectan la infraestructura nacional, así como el daño a los motores de los autos (por el combustible adulterado) son todos grandes problemas.

Precios más altos de la gasolina: desafortunadamente, todas las pérdidas anteriores se traducen en precios más altos para los clientes finales.

 

¿CÓMO DETENER EL ROBO DE COMBUSTIBLE?

Existen dos métodos que las autoridades han estado utilizando para reducir y, finalmente, eliminar el robo de combustible.

Tintes de combustible

Los tintes de combustible se usan para teñir los productos derivados del petróleo con un tinte específico, a fin de permitir una fácil identificación y prevenir el fraude. Sin embargo, algunos tintes pueden ser replicados por criminales.

Marcadores moleculares

Los marcadores moleculares, que se usan en pequeñas concentraciones de solo unas pocas partes por millón, son invisibles y también se pueden usar para identificar combustibles.

En Tanzania, el inicio de un programa de marcado de combustible con marcadores moleculares llevó a un aumento significativo de la gasolina y el Diesel importados para el mercado local, y una disminución del queroseno.

A nivel minorista, los estándares de calidad de los productos se incrementaron del 19% en 2007 al 91% en 2013. En última instancia, esto resultó en un aumento de los ingresos fiscales de $300 millones entre 2010 y 2014.