entrevista laboral

Saber qué se espera de ti antes, durante y después de una entrevista te colocará en la mejor posición para demostrar que eres el mejor candidato para cualquier trabajo.

Esto es lo que debes hacer antes, durante y después de una entrevista de trabajo:

¡No podemos dejar de enfatizar la importancia de la preparación de la entrevista! Solo tienes una oportunidad de demostrarle a un posible empleador por qué eres el candidato adecuado para el trabajo. Es imperativo que llegues a cada entrevista con un plan premeditado para venderte a ti mismo. Desafortunadamente, demasiados candidatos bien calificados no pasan suficiente tiempo en la preparación de la entrevista y, posteriormente, pierden buenas oportunidades.

¿Prepararte para una entrevista no es tu fuerte? Implementa este sencillo plan de preparación de 3 pasos.

Paso 1: Antes de la entrevista.

Obtener una entrevista es un logro en sí mismo. Pero todavía tienes mucho trabajo de preparación si quieres irte con el trabajo.

Investigar la empresa

Debes de investigar la empresa en detalle. Revisar su página web, Twitter e informes anuales. Lee sobre sus proyectos en curso, planes futuros y objetivos a corto plazo. Trata de averiguar el tamaño de la empresa, cuántos empleados tienen y qué tipo de entorno de trabajo ofrecen. Usa esta información para demostrar tu conocimiento e interés en la compañía durante la entrevista.

Investiga al entrevistador

Busca sus perfiles de redes sociales (Linkedin, Twitter, Facebook, etc.). Trata de averiguar su título, escuela, experiencia y gustos. Esto te ayudará a preparar preguntas y también a tener más opciones de conversación para romper el hielo.

Preparar preguntas

Prepara una lista de preguntas que el entrevistador te pueda hacer, y practica tus respuestas. Esto ayudará a calmar los nervios cuando llegue el momento de la realidad.

Además de esto, prepara una lista de preguntas para hacerle al entrevistador. Es muy importante que al final hagas preguntas ya que esto demuestra tu interés en la empresa. Pregunta sobre las expectativas de crecimiento, la cultura, las oportunidades rotación, cualquier cosa que te deje una idea más clara de cómo sería trabajar para esta organización. Hacer preguntas demuestra que no solo estás involucrado en la entrevista, sino que también estás interesado y ya estás evaluando cómo sería tu futuro con esta empresa.

Preparar copias de documentos importantes.

Prepara copias de tu currículum y ​​otros documentos importantes (carta de presentación, cédula, etc.) por adelantado. ¡No querrás llegar tarde el día de la entrevista! La mayoría de los reclutadores traerán una copia de tu CV, pero si no lo hacen, usted estará un paso adelante.

Paso 2: Día de la entrevista.

¡Sorprende a tu entrevistador!

Vestimenta

Como regla general, es mejor vestirse con ropa formal. Hombres, si no tienes un traje, usa una camisa de vestir agradable y pantalones. Las mujeres tienen un poco más de flexibilidad, pero no puedes equivocarte con una blusa bonita, un blazer y una falda larga (los pantalones también son aceptables). Los colores neutros como el negro, el gris, el marrón y el azul son adecuados tanto para hombres como para mujeres.

Come algo

Muchos candidatos cometen el error de no comer antes de la entrevista, por lo que sufren una falta de atención. Antes de ir a la entrevista, come algo que contenga vitamina E, omega 3 y antioxidantes. Esto mejorará la funcionalidad del cerebro y te ayudará a mantenerte alerta.

Llega temprano

Asegúrate de llegar al menos 15-25 minutos antes de que comience la entrevista. Llegar temprano siempre indica que eres un profesional y serás confiable si se te ofrece la posición. No uses el teléfono para pasar el tiempo mientras espera, no te desconcentres, mejor mantente atento a lo que pasa a tu alrededor y trata de ver el ambiente laboral de la empresa.

Respondiendo las preguntas

Habla claramente y con confianza. Mantén tus respuestas cortas, simples y honestas. No intentes parecer demasiado inteligente o que lo sabes todo de cualquier tema (no hay nada peor que pretender que lo sabes todo). Mejor preséntate como un profesional seguro y con voluntad de aprender. No uses vocabulario de jerga cuando te expreses.

Paso 3: Después de la entrevista.

Cuando la entrevista termine, dale la mano al entrevistador y dale las gracias por su tiempo. Si no te dicen cuándo se comunicarán contigo, pregunta sobre el período de toma de decisión previsto. Mantén tu cabeza bien alta y vete con confianza.

Seguimiento

Después de un período de tiempo apropiado (aproximadamente 24 horas), puedes hacer un seguimiento con el reclutador. Envía una nota de agradecimiento al entrevistador que reitere tu interés por el puesto.

Saber exactamente lo que se espera de ti antes, durante y después de una entrevista te colocará en la mejor posición. ¡Lleva a cabo estos consejos y el trabajo de tus sueños será tuyo en poco tiempo!