Desde mi experiencia profesional y particularmente en 2018, me he encontrado absorto en profundas discusiones con varios bancos sobre el impacto de las Fintech y bancos digitales en sus instituciones, en la inclusión financiera, la innovación, etc.

Y me encantaron esas pláticas ya que me abrieron un mundo de nuevas posibilidades y perspectivas sobre cómo la tecnología puede transformar los servicios financieros.

Durante éstas, siempre mencioné a mis clientes que los modelos del negocio del sector están en una transformación y que los desarrollos tecnológicos son fundamentales para impulsar este cambio.

Además, les mencioné que Fintech es una gran tendencia que está transformando la industria de los servicios financieros.

En una de esas discusiones, alguien hizo una reflexión muy interesante sobre la tecnología en el sector financiero, insistiendo que, aunque el concepto Fintech es nuevo, la industria siempre ha empleado herramientas para facilitar y digitalizar procesos y servicios. Entonces, ¿por qué este alboroto con este tema en este momento?

¿Fintech o banco digital?

¿Hay algo diferente en los Fintechs actuales especialmente en los bancos digitales, que nos hace hablar de ellos desde una perspectiva diferente? En caso afirmativo ¿en qué se diferencian los bancos digitales actuales contra los bancos en línea de los 90´s?

Cuando escuché esto, me hizo reflexionar. Al instante, pensé en NetBank, anteriormente llamado Atlanta Internet Bank, que se fundó a principios de 1996 como uno de los primeros bancos digitales en Estados Unidos.  Utilizó un modelo de negocio similar al de las instituciones actuales de este tipo, como Marcus, Nubank, etc. NetBank pagó tasas de interés más altas que el promedio debido a los menores costos operativos, al igual que los bancos digitales actuales.

Por tanto, mi siguiente reflexión fue sobre qué hace la banca hoy diferente a NetBank.

Fintech y Bancos digitales

Aquí esta mi respuesta. En mi opinión, tres características diferencian a los bancos digitales actuales de los pioneros de los noventa.

Capacidad analítica

La primera característica es su gran capacidad analítica. Todas las instituciones bancarias actuales – como Pepper (Bank Leumi, Israel), Monzo (Reino Unido), Atom (Reino Unido), Nubank (Brasil) – comprenden el ecosistema de datos de servicios financieros, los extraen de manera inteligente y liberan su verdadero potencial para comprender el comportamiento de los clientes, mostrar la estadística de gastos, proponer productos nuevos y relevantes de manera rentables, flexible y oportuna. Los  bancos digitales, en una etapa temprana, no tenían esta capacidad para monetizar los datos.

Agilidad

La segunda característica diferenciadora es la agilidad. Las entidades actuales no tienen sistemas de TI heredados. Son ágiles en el desarrollo de productos, tiene plazos cortos para llevar la solución al mercado, responden rápidamente a los clientes y a los comentarios del mercado. Por ejemplo, Dozens, un banco con sede en Londres, recientemente comenzó su desarrollo de producto y ya ha abierto la lista de espera para sus primeros lotes de clientes en preparación para su lanzamiento.

Colaboración

En tercer lugar, pueden colaborar fácilmente con la banca tradicional a través de productos basados en APIs o un modelo como Platform-as-a-service. Por ejemplo, Starling Bank está proporcionando su infraestructura de pagos subyacente a otras instituciones que buscan establecer un servicio de banca digital. Starling Bank ya llegó a un acuerdo con la plataforma de ahorro en línea Raisin y RBS en Reino Unido.  Esto ha ayudado a que los bancos digitales alcancen una mayor escala y una base de clientes más amplia más rápidamente. Además, con la introducción de la banca abierta – según la cual las instituciones deben poner los datos de los clientes a disposición de otras entidades financieras y proveedores de servicios de pago -, es probable que la cantidad de colaboraciones entre los nuevos actores y los tradicionales aumente aún más.

En los 90´s, los bancos digitales no tenían ninguna de estas características. Estas han ayudado a los nuevos competidores a asociarse perfectamente con los actores del mercado y agregar mayor valor al ecosistema financiero general. Esto es lo que hace que una entidad digital, u otras empresas que trabajan en el espacio de servicios financieros sean Fintech. Estos van más allá de simplemente brindar servicios a los clientes; mejoran todo el ecosistema y la experiencia del cliente.

Gracias a “este alguien” por su comentario. No puedo revelar su nombre, pero me ayudó a darme cuenta aún más de la importancia de las Fintechs el día de hoy.