Trabajar en el sector financiero

¿Cómo trabajar en el sector financiero?

Si te interesan las finanzas y te gustaría dedicarte a ello, lo primero es la preparación académica. Como en todos los sectores, la especialización puede ser la clave para alcanzar el puesto que queremos.

Los principales estudios que pueden conducirte a trabajar en el sector financiero son:

– Licenciatura en Finanzas y Contabilidad.

– Licenciatura en Economía.

– Licenciatura en Economía y Finanzas.

– Licenciatura en Finanzas, Banca y Seguros.

– Licenciatura en Administración y Dirección de Empresas.

Si no estudiaste alguna de estas carreras, también se puede acceder a trabajar en el sector financiero a través de otras carreras no relacionadas con la economía. En estos casos, lo más importante es contar con formación adicional específica en el ámbito concreto en el que se va a trabajar (por ejemplo: un matemático con formación en productos bancarios).

Por otro lado, la especialización también es importante, y hacer una maestría puede marcar la diferencia. Algunas de las maestrías relacionados con la banca y finanzas son:

– Maestría en Auditoría y Contabilidad.

– Maestría en Dirección Financiera.

– Maestría en Asesoría Financiera.

– Maestría en Banca y Finanzas.

– Maestría en Economía Internacional.

– Maestría en Dirección y Gestión Contable.

¿A qué empleos puedes acceder en el sector financiero?

Estas son solo algunas de las opciones que hay para trabajar en el sector finanzas, pero hay muchas más. La economía, contabilidad, finanzas son ramas que funcionan en casi todos los aspectos de la vida cotidiana, por lo que el perfil financiero es necesario en numerosas empresas.

– Auditor interno o externo.

– Asesor/consultor en el área de contabilidad.

– Dirección y gestión contable y financiera.

– Operador en mercado de valores.

– Controller Financiero.

– Economista.

– Analista de planeación financiera.

– Gestor de cobranza.

Los perfiles más demandados en el sector de las finanzas

– Controller de riesgo de crédito: son los encargados de analizar y controlar el riesgo de crédito de la banca comercial y de elaborar presupuestos. La formación necesaria para acceder a este puesto es una maestría en Banca, en Economía y Finanzas.

– Analista de riesgos: estudian y hacen seguimiento de los riesgos que pueden tener las empresas con las sociedades bancarias. Para trabajar como analista de riesgos es necesario una maestría en Banca o formación específica en análisis de riesgos.

– Analista técnico de seguros personales: crean nuevos productos y hacen seguimientos de la cartera de clientes. Es necesaria formación como mediador de seguros o banca particular.

– Gestor de comercio exterior: asesoran a las empresas que son clientes en entidades financieras con su actividad en otros países. Son los encargados de elaborar y gestionar las operaciones de financiación internacional y necesitan formación específica en Comercio Exterior o Relaciones Internacionales.

– Analista de modelos de riesgo: desarrollan modelos matemáticos para aplicar a la gestión de riesgos en entidades financieras. La formación necesaria es de informática o matemáticas con formación en productos bancarios.

– Analista cuantitativo de riesgos de mercado: son los encargados de gestionar y desarrollar las aplicaciones corporativas de riesgos. Se necesitan matemáticos o físicos con especialidad en gestión de fondos de inversión.

– Técnico IT: desarrollan aplicaciones e implantan sistemas. Se necesita formación en IT para banca.

– Responsable de producto: definen el plan comercial y de marketing y elaboran nuevos productos y servicios. Captan clientes, elaboran estudios de mercado… La formación necesaria es maestría en banca o marketing.

– Técnico en cumplimiento normativo: gestionan y supervisan el cumplimiento de las leyes vigentes en cada departamento. Se requiere formación en derecho con especialidad en Comisión Nacional del Mercado de Valores.

– Agente financiero: por último, si estás interesado en trabajar en el sector financiero, otro de los perfiles más demandados es el de agente financiero, que gestionan la cartera de clientes de forma independiente orientándolos en la intermediación de productos de las entidades a cambio de una comisión. Se necesita una maestría en banca o mercados financieros.

Si quieres trabajar en el sector financiero ya sabes la formación que deberás incluir en tu currículo. ¡Si lo tuyo son los números, no dudes en especializarte para tener más oportunidades de conseguir tu trabajo en el sector de las finanzas!